Mejores caminadoras de México

Opiniones de usuarios y asociaciones de consumidores sobre los mejores tipos de caminadoras que puedes comprar en México

Mejores modelos

1
Valoración
4.4 (Notable) Ver precios

Opinión destacada - Ver más opiniones
Inicialmente tenía ciertas reticencias sobre esta caminadora, pero después de usarla, puedo decir que ofrece un excelente rendimiento en cuanto a velocidad y la calidad de los altavoces es bastante buena. Utilicé los portavasos para poner mi teléfono mientras realizaba mis ejercicios, me guié por una de sus rutinas para aumentar mi resistencia y luego continué a mi propio ritmo. Debo admitir que es un poco ruidosa, pero con los altavoces no se me hace necesario realizar mis ejercicios en total silencio. A pesar de que recomienda no dar pisotones, al final termino trotando sin sentir ningún golpe. Si estás empezando y no tienes seguridad de comprar una caminadora, la recomiendo encarecidamente, ya que cumple su cometido y es resistente.

Más sobre este producto
2
Valoración
4.3 (Notable) Ver precios

Opinión destacada - Ver más opiniones
Resultó muy fácil de montar, fue una gran ventaja que tuviera una ligera inclinación, era exactamente lo que estaba buscando y al precio adecuado. Además, compré una alfombrilla para ponerla sobre una alfombra. Para asegurarme de que funcionaría correctamente, adquirí lubricante adicional. Una vez que lo lubricé y encendí durante aproximadamente un minuto, la segunda y tercera vez que lo usé, repetí el proceso para asegurarme de que todo funcionara bien.

Más sobre este producto
3
Valoración
4.3 (Notable) Ver precios

Opinión destacada - Ver más opiniones
Esta práctica y cómoda herramienta de ejercicio ha facilitado mucho mi rutina diaria. La instalación fue sencilla y me ha ayudado a tener energía para todo el día. Realizar ejercicios antes de comenzar mis tareas del día es una gran manera de empezar el día con energía.

Más sobre este producto
4
Valoración
4.2 (Notable) Ver precios

Opinión destacada - Ver más opiniones
Llevo ocho meses utilizando esta caminadora y me ha resultado muy útil. No produce ningún tipo de ruido y no ha mostrado signos de daño. El gasto eléctrico no se ha incrementado considerablemente desde que la tengo. Esta caminadora es ideal para personas que recién comienzan, así como para aquellos que ya son corredores avanzados.

Más sobre este producto
5
Valoración
4.2 (Notable) Ver precios

Opinión destacada - Ver más opiniones
Al principio dudé de mi compra para mi esposo de 69 años: la banda estaba muy dura y tenía una inclinación extra para la rodilla de mi esposo. Mis hijos me dijeron que había gastado poco en una caminadora de calidad inferior, pero al medir las bandas de ambas, esta era imperceptiblemente más chica. Después de varios meses de uso, puedo decir que estoy encantada con la compra. Mi esposo la usa diariamente, y a veces hasta lo hace dos veces al día, sin ningún problema. Me gusta el color y el hecho de que ocupa menos espacio en el cuarto.

Más sobre este producto
6
Valoración
4.2 (Notable) Ver precios

Opinión destacada - Ver más opiniones
Después de desempacarla y subirla al segundo piso con dos personas, tardé alrededor de cuatro horas en armarla. La instalación del pistón fue la parte más complicada, pero al tener una mesa para soportar la base, fue más sencillo. Una semana después de su uso, me doy cuenta de que fue una buena compra. Esta caminadora es fuerte y robusta, con una superficie amplia para que se sienta cómodo incluso con mi peso de 83 kilos y estatura de 1.83. Desactivar el iFit fue una buena decisión para poder usar los programas sin tener que pagar. Estoy muy contento con ella, he estado usándola 30 minutos diarios y hasta ahora me ha resultado muy útil para mantenerme en forma sin ser un profesional.

Más sobre este producto
7
Valoración
4.2 (Notable) Ver precios

Opinión destacada - Ver más opiniones
Esta silla es práctica y fácil de guardar. Me desagradó el hecho de que su inclinación no puede ser ajustada, pero eso es por mi falta de atención al elegirla. Por lo demás, todo está en perfecto estado. ¡Muchas gracias!

Más sobre este producto
8
Valoración
4.2 (Notable) Ver precios

Opinión destacada - Ver más opiniones
He realizado una excelente compra al adquirir este producto. Se ensambla fácilmente, se limpia sin problemas y la resistencia de los materiales es increíble. Hace dos años que lo obtuve y, sin duda, sigo disfrutando de los ejercicios de cardio, sobre todo ahora con los desafíos que implica la pandemia.

Más sobre este producto
9
Valoración
4.1 (Notable) Ver precios

Opinión destacada - Ver más opiniones
He estado usando esta caminadora en mi trabajo durante alrededor de un mes y la mayoría de los días camino entre 1,8 y 2,2 millas. Es tranquila, aunque el pitido suena fuerte; cuando estoy en una videollamada, nadie puede escucharla. Es liviana, fácil de maniobrar y sus ruedas permiten moverla con facilidad. La mayoría del tiempo la dejo en su lugar mientras camino, pero si necesito sentarme, puedo moverla debajo del escritorio y levantar la silla. Al principio tenía mis dudas al comprarla, ya que nunca había usado una, pero ahora la recomendaría.

Más sobre este producto
10
Valoración
4.0 (Notable) Ver precios

Opinión destacada - Ver más opiniones
La cinta de correr ha suplantado mis expectativas y me ha agradado mucho que su plataforma tenga suficiente ancho y largo para caminar y correr. Ha funcionado bien y se adapta al resto del gimnasio en mi casa. La única queja que tengo es que la correa no se mueve con facilidad con mi peso (110-115 libras) ajustando la tensión a la posición más baja de la misma. Espero que con el tiempo los rodillos cedan un poco y me permitan aumentar la velocidad. La inclinación es excelente y me ha ayudado a mejorar mi salud cardiovascular desde los últimos cuatro meses de invierno.

Más sobre este producto

Mejores marcas de caminadoras

1
Valoración
4.6 (Excelente)

Leer Opiniones Caminadoras ProGear

Ver ofertas
2
Valoración
4.5 (Excelente)

Leer Opiniones Caminadoras IWalk

Ver ofertas
3
4
Valoración
4.1 (Notable)

Leer Opiniones Caminadoras ProForm

Ver ofertas
7
Valoración
3.2 (Bueno)

Leer Opiniones Caminadoras Svelfik

Ver ofertas
9
Valoración
2.1 (Suspenso)

Leer Opiniones Caminadoras Altera

Ver ofertas
Consulta también nuestro ranking de las mejores marcas por tipo.

Análisis

Las caminadoras son aparatos de ejercicio, con las que podrás caminar o correr sin tener que desplazarte de un lugar a otro. Sirven para mejorar tu estado físico, bajar de peso, fortalecer tus músculos y cuidar tu salud cardiovascular.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar una caminadora

Siempre que pienses en comprar un producto nuevo, debes investigar sobre las características a tener en cuenta para adquirir el que se ajuste a tus necesidades.

Los aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar una caminadora son:

Objetivo

Debes definir qué tipo de ejercicio quieres hacer, si sólo caminar, correr o variar la intensidad. Esto te ayudará a elegir el tipo de caminadora más adecuado para ti.

Si quieres caminar o correr a una velocidad constante y sin variar la inclinación, una caminadora manual puede ser suficiente. Si quieres correr a diferentes velocidades e inclinaciones, una caminadora eléctrica puede ser más adecuada.

Si quieres hacer un entrenamiento de alta intensidad y aprovechar la inercia de tu cuerpo, una caminadora curva puede ser más apropiada para ti.

Presupuesto

Debes establecer cuánto dinero puedes gastar en una caminadora, ya que hay una gran diferencia de precios entre los distintos modelos y marcas.

Si tienes un presupuesto limitado y no quieres gastar mucho dinero en una caminadora, una caminadora manual puede ser la más económica.

Si tienes un presupuesto medio y quieres invertir en una caminadora de buena calidad y con varias funciones, una caminadora eléctrica puede ser la más conveniente.

Si tienes un presupuesto alto y quieres comprar una caminadora de última generación y con un diseño innovador, una caminadora curva puede ser la más costosa.

Espacio

Debes medir el lugar donde vas a colocar la caminadora y verificar que tengas suficiente espacio para usarla y guardarla. También debes considerar el acceso a una toma de corriente si es eléctrica.

Si tienes poco espacio en tu casa o departamento y necesitas guardar la caminadora cuando no la usas, una caminadora plegable puede ser la más práctica.

Si tienes suficiente espacio y no te importa dejar la caminadora fija en un lugar, una caminadora eléctrica o una caminadora curva pueden ser más estables.

Características

Debes revisar las especificaciones técnicas de la caminadora, como el tamaño y la potencia del motor, la velocidad y la inclinación máximas, el ancho y el largo de la banda, el peso máximo soportado, la amortiguación, la consola, las funciones extras y la garantía.

Si quieres una caminadora simple y fácil de usar, sin muchas opciones ni complicaciones, una caminadora manual puede ser la más básica.

Si quieres una caminadora completa y personalizable, con varios datos y programas de entrenamiento, una caminadora eléctrica puede ser la más avanzada.

Si quieres una caminadora diferente y ecológica, sin motor ni electricidad, una caminadora curva puede ser la más innovadora

Tipo de ejercicio

El tipo de ejercicio que vayas a realizar también influirá en el tipo de caminadora ideal para ti.

Moderado

Para un ejercicio moderado y económico, las caminadoras manuales son una buena opción. Estas no tienen motor ni electricidad, sino que se mueven por la fuerza de tus piernas. Suelen tener una consola básica que muestra la velocidad, el tiempo y las calorías quemadas. Algunas también incluyen una escaladora o una bicicleta fija para hacer un ejercicio más completo.

Como desventaja, estas caminadoras son las menos cómodas, no tienen regulación de velocidad ni inclinación, tienen una consola muy básica, y requieren más esfuerzo físico.

Avanzado

Para un ejercicio variado y avanzado, las caminadoras eléctricas son una mejor opción. Estas tienen un motor que regula la velocidad y la inclinación de la banda. Suelen tener una consola digital que muestra varios datos como la distancia, el ritmo cardíaco y los programas de entrenamiento. Algunas también tienen funciones extras como Bluetooth, USB, parlantes o ventiladores

Como desventaja, estas caminadoras son las más caras, consumen electricidad, son más pesadas y difíciles de mover, y tienen un mayor riesgo de averías.

Práctico y cómodo

Para un ejercicio práctico y cómodo, las caminadoras plegables son una opción ideal. Estas tienen un sistema que permite doblar la banda y guardarla en un espacio reducido. Suelen ser eléctricas o magnéticas, y tienen una consola similar a las anteriores. Son ideales para casas pequeñas o departamentos.

Como desventaja, estas caminadoras son más inestables que las fijas, tienen una banda más corta y estrecha, tienen un motor menos potente, y pueden perder calidad al plegarse y desplegarse.

Ecológico e innovador

Para un ejercicio innovador y ecológico, las caminadoras curvas son una opción novedosa. Estas tienen una forma curva que se adapta al movimiento natural de tu cuerpo. No tienen motor ni electricidad, sino que se mueven por la inercia de tus pasos. Suelen tener una consola que muestra la potencia, el tiempo y las calorías quemadas.

Como desventaja, estas caminadoras tienen una forma curva que puede ser incómoda o peligrosa para algunos usuarios, tienen una consola muy básica, y requieren mucha fuerza y resistencia física.

Precios

Los precios de los diferentes tipos de caminadoras que se pueden encontrar en México dependen de la marca, el modelo, las características y el lugar de compra.

Sin embargo, a continuación te presentamos un rango aproximado de precios para cada tipo de caminadora:

  • Caminadoras manuales: suelen ser las más baratas y se pueden encontrar desde $1,999 hasta $3,999 pesos mexicanos.
  • Caminadoras eléctricas: suelen ser las más caras y se pueden encontrar desde $4,699 hasta $31,990 pesos mexicanos.
  • Caminadoras plegables: suelen tener un precio intermedio y se pueden encontrar desde $4,999 hasta $10,999 pesos mexicanos.
  • Caminadoras curvas: suelen ser las más costosas y se pueden encontrar desde $15,575 hasta $59,990 pesos mexicanos.

¿Son mejores que salir a correr?

Las caminadoras son aparatos de ejercicio que te permiten caminar, trotar o correr en el interior de tu casa o de un gimnasio, sin depender de las condiciones climáticas, el tráfico o la seguridad de la calle.

Usar una caminadora puede tener algunas ventajas sobre salir a correr al aire libre, aunque también hay que tener en cuenta que salir a correr al aire libre tiene sus propias ventajas, como disfrutar del paisaje, del contacto con la naturaleza y de la variedad de estímulos. Por eso, lo ideal es combinar ambos tipos de entrenamiento para obtener lo mejor de cada uno.

Algunas de las ventajas de las caminadoras, comparado con salir, a correr son:

Seguridad

Al usar una caminadora, reduces el riesgo de accidentes y lesiones, como introducir el pie en un hueco, tropezar con un obstáculo o ser atropellado por un vehículo.

Además, al usar una caminadora, evitas la exposición a la contaminación ambiental, al sol excesivo o al frío extremo, que pueden afectar tu salud y tu rendimiento.

Regulación de los parámetros

Al usar una caminadora, puedes regular la velocidad, la inclinación y el programa de entrenamiento según tu nivel y tu meta. Así puedes mantener un ritmo constante, simular diferentes tipos de terreno y dificultad, y medir tu progreso con mayor precisión.
Además, al usar una caminadora, puedes controlar tu ritmo cardíaco, tu tiempo y tu distancia con mayor facilidad.

Comodidad

Al usar una caminadora, puedes ejercitarte a cualquier hora del día o de la noche, sin importar si llueve o hace calor. Así puedes adaptar tu entrenamiento a tu rutina y a tus preferencias.

Además, al usar una caminadora, puedes disfrutar de otras actividades mientras corres, como escuchar música, ver televisión o leer un libro.

Rapidez

Al usar una caminadora, puedes correr más rápido que en la calle, ya que la banda de la caminadora ayuda a la rotación de las piernas y a la zancada.

Esto te ayuda a mejorar tu velocidad, tu resistencia y tu técnica de carrera. Además, al usar una caminadora, puedes ahorrar tiempo al no tener que desplazarte a otro lugar para correr.

Beneficios

Las caminadoras son aparatos de ejercicio que te permiten caminar, trotar o correr en el interior de tu casa o de un gimnasio. Usar una caminadora puede aportarte diversos beneficios para tu salud física y mental, como:

Fortalece las piernas

Al usar la caminadora, trabajas los músculos de las piernas, como los cuádriceps, los isquiotibiales, los gemelos y los glúteos. Esto te ayuda a tonificarlos, a mejorar su apariencia y a prevenir lesiones.

Pierde peso

Al usar la caminadora, aumentas tu frecuencia cardíaca y tu metabolismo, lo que te hace gastar más energía y quemar más grasa.
Según un estudio de la Universidad de Adelphi, una caminata de 30 minutos en la caminadora a una velocidad media puede ayudarte a quemar alrededor de 135 calorías.

Controla y previene tus enfermedades

Al usar la caminadora, mejoras tu circulación sanguínea, tu presión arterial, tu nivel de colesterol y tu sensibilidad a la insulina. Esto te ayuda a prevenir y controlar enfermedades como las cardiovasculares, la diabetes, la demencia, el síndrome metabólico y la osteoporosis.

Mejora tu sueño y salud mental

Al usar la caminadora, liberas endorfinas, serotonina y dopamina, que son neurotransmisores que te hacen sentir bien. Esto te ayuda a mejorar tu sueño, tu salud mental y tu estado de ánimo.

Además, al usar la caminadora, aumentas el tamaño de la región media del cerebro, que controla el aprendizaje, la recompensa y la motivación.

Aumenta tu esperanza de vida

Al usar la caminadora, reduces el riesgo de muerte temprana por cualquier causa. Tanto el ejercicio de ligera o gran intensidad disminuye el riesgo de muerte temprana sobre todo en personas sedentarias, ya que favorece la oxigenación de las células del cuerpo.

Preguntas frecuentes

Las caminadoras son aparatos de ejercicio que te permiten caminar, trotar o correr en el interior de tu casa o de un gimnasio. Las caminadoras pueden tener diferentes características, funciones y precios, por lo que es importante que te informes bien antes de comprar una.

A continuación, daremos respuesta a algunas de las preguntas frecuentes que suelen hacer los usuarios:

¿Qué tipo de caminadora me conviene más?

Depende de tus objetivos, preferencias y presupuesto. Hay caminadoras manuales, eléctricas y magnéticas. Las caminadoras manuales son más económicas y ecológicas, pero requieren más esfuerzo y tienen menos funciones.

Las caminadoras eléctricas son más caras y consumen energía, pero son más cómodas y tienen más funciones. Las caminadoras magnéticas son un punto intermedio entre las anteriores, ya que usan imanes para generar resistencia y tienen algunas funciones básicas.

¿Cómo se usa una caminadora?

Antes de usar la caminadora, debes ajustar la inclinación, la velocidad y el programa de entrenamiento según tu nivel y tu meta. Luego, debes subirte a la caminadora, sujetarte de las barras laterales y empezar a caminar o correr sobre la banda. Debes mantener una postura erguida, una respiración regular y una zancada adecuada.

También debes controlar tu ritmo cardíaco y tu tiempo de ejercicio. Finalmente, debes bajarte de la caminadora con cuidado y estirar tus músculos.

¿Cómo se limpia una caminadora?

Después de cada uso, debes limpiar la superficie de la caminadora con un paño húmedo y un producto desinfectante. También debes aspirar el polvo y los residuos que se acumulan debajo y alrededor de la caminadora.

Cada cierto tiempo, debes lubricar la banda con un producto específico para evitar el desgaste y el ruido. También debes revisar el estado de las piezas y los cables y apretar los tornillos si es necesario.

¿Cómo se guarda una caminadora?

Si tienes poco espacio en tu casa o en tu gimnasio, puedes optar por una caminadora plegable, que te permite reducir su tamaño y almacenarla en un lugar más cómodo. Para plegar la caminadora, debes desbloquear el seguro, levantar la banda hasta que se enganche con el soporte y asegurarla con el pasador. Para desplegarla, debes retirar el pasador, soltar el soporte y bajar la banda con cuidado hasta que toque el suelo.

¿Qué riesgos tiene usar una caminadora?

Usar una caminadora implica algunos riesgos que se deben prevenir y evitar. Algunos de los riesgos más comunes son: caídas o golpes por una mala colocación, una velocidad excesiva o una distracción; lesiones musculares o articulares por un calentamiento insuficiente, un exceso de esfuerzo o una mala postura; deshidratación o fatiga por una falta de hidratación, ventilación o descanso; daños en la caminadora por un uso incorrecto, un sobrecalentamiento o un cortocircuito.

Para reducir estos riesgos, se recomienda usar siempre una caminadora adecuada, limpia y segura; seguir las pautas de uso, seguridad y mantenimiento de la caminadora; adaptar el ejercicio a tu nivel, objetivo y condición física; consultar con un profesional de la salud o un entrenador ante cualquier duda o dificultad.

¿Qué diferencia hay entre una caminadora y una elíptica?

Una caminadora y una elíptica son aparatos que sirven para hacer ejercicio cardiovascular, pero tienen algunas diferencias. Una caminadora simula el movimiento de caminar o correr sobre una superficie plana o inclinada, mientras que una elíptica simula el movimiento de esquiar o pedalear sobre una superficie circular.

Una caminadora trabaja principalmente los músculos de las piernas, los glúteos y el abdomen, mientras que una elíptica trabaja también los músculos de los brazos, el pecho y la espalda. Una caminadora genera más impacto sobre las articulaciones, lo que puede causar lesiones o molestias, mientras que una elíptica genera menos impacto, lo que la hace más adecuada para personas con problemas articulares o de espalda.